¡Empezamos el mes de mayo!, y como todos ya sabéis, éste es el mes las flores: ¡es primavera!, el sol que durante el invierno parecía estar escondido aparece ahora dando calor y vida.

Este mes también es el mes dedicado a María, nuestra Madre. Lo que vamos a hacer durante estos días será como regalarle una flor para mostrarle nuestro cariño.

  MARÍA MES 2

Durante los primeros días de mayo, en las tutorías teniendo presente como actuaría María hoy en día como Madre, compañera de colegio, con los vecinos, los alumnos han elaborado oraciones a María, nuestra Madre

A su vez, semanalmente, estamos leyendo unos breves relatos que destacan las actitudes de María :

–          como madre que da cariño y comprensión a sus hijo a través de las caricias, abrazos…, Las manos de María acariciaron, regañaron y abrazaron a Jesús. María sabe lo que es educar a un hijo y sabe lo que es quererlo y acompañarlo. Nosotros podemos dar gracias por todas esas manos que nos dan el cariño y la comprensión de una madre y sentirnos acariciado por ellasMARÍA MES 1

–          María, como madre que nunca dejó de confiar en Jesús, que siempre supo que su hijo tenía mucho que aportar al mundo. Y María, igual que nuestros padres, confía en nosotros y espera que tratemos de crecer descubriéndonos a nosotros mismos. Reconociendo lo mejor que cada uno puede aportar a los demás y potenciándolo tanto como pueda. Nosotros deberíamos aprender a confiar en los demás y en Jesús como hizo María

–          Nuestras vidas han de ser rellenadas. Una vida que no se llena de relaciones y de servicio o ayuda a los demás, está vacía. María llenó su vida de sentido dedicándose a los demás. Seguro que Jesús aprendió esto de ella, como hijo suyo. Hemos de saber reconocer cuáles son “las piedras grandes”, las que nos llenan de sentido, para dejar que sean ellas las que nos llenen de sentido.

–          María, como madre, seguro que también fue un hombro sobre el que llorar para Jesús y seguro que también necesitó los hombros de sus amigas, familiares y su marido. María sabe lo que es el consuelo. María, como cualquier madre, espera que vayas a ella para contarle tus problemas y consolarte como madre.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies