Ante este inicio de curso controvertido y caracterizado por los ajustes económicos dictados por las Administraciones, ESCUELAS CATÓLICAS DE LA COMUNITAT VALENCIANA, entidad que integra a 280 colegios concertados donde se escolarizan más de 165.000 alumnos, considera necesario aprovechar las reuniones de comienzo de curso que se celebran en nuestros centros para transmitir la siguiente INFORMACIÓN.

1.SITUACIÓN ECONÓMICA DE LOS CENTROS PRIVADOS CONCERTADOS
Según los datos aportados por los colegios su situación económica es de extrema precariedad, cercana a la situación legal de “quiebra técnica”. Los déficits económicos derivados de la insuficiente subvención pública, oscilan entre los 100.000 y los 250.000 euros anuales, según el tamaño del centro.
Dicha situación se ve acrecentada por la difícil situación económica de muchas de nuestras familias.

2.RECORTES EN LOS CONCIERTOS EDUCATIVOS
Resulta paradójico e injusto que el sector de la escuela católica concertada, que se ha caracterizado por la optimización de recursos, el ahorro público y la calidad de su servicio, se vea castigado por nuevos recortes que se traducen en supresión de conciertos de algunas aulas, denegación de aulas de apoyo, impagos reiterados de la partida de otros gastos que fuerzan a algunos centros a tener que solicitar créditos, impago de las sustituciones, etc.
Muchas de estas medidas inciden negativamente en el servicio prestado a los alumnos en campos como los refuerzos y apoyos, la orientación escolar, el tratamiento diversificado, etc.

3.RECORTES PARA LAS FAMILIAS
Como son la reducción de las ayudas para libros de texto y el bono de primer ciclo de Infantil. Las cantidades económicas tan exiguas asignadas a estos conceptos hace imperceptible la ayuda en muchos casos. Y se os deniega el acceso a las becas de comedor y transporte.

4.POSTURA DE ESCUELAS CATÓLICAS
Expuestas las dificultades serias con las que convivimos, los colegios integrados en nuestra organización renovamos el compromiso con nuestra acción educativa, social y evangelizadora. Y lo hacemos convencidos de que sólo el trabajo y la vocación educadora nos permitirán seguir en esta línea de calidad, manteniendo siempre la identidad cristiana. Aunque desde Escuelas Católicas constatamos que la educación no es una prioridad en la actualidad y estamos valorando otras medidas que ayuden a los centros a salir de esta grave situación.

Queremos reconocer públicamente el esfuerzo desarrollado por los directivos, profesores y personal no docente de nuestras escuelas que, a pesar de las reducciones de salarios y las dificultades añadidas, siguen trabajando con entusiasmo para que la escuela concertada católica siga siendo la opción preferida y mejor valorada por muchas familias.

Y por supuesto, gracias a las familias, a vosotros padres y madres, que priorizáis el apoyo a vuestros hijos en sus procesos educativos y mantenéis la confianza en el colegio donde habéis elegido escolarizarlos.

Valencia, comienzo del curso 2012-2013
ESCUELAS CATÓLICAS DE LA COMUNITAT VALENCIANA


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies